Ir al contenido principal

Los jardines del Alcázar y Sorolla

1.Fotografía de Sorolla en los Jardines del Alcázar, 1916

Hablamos del Jardín de Troya en el Alcázar de Sevilla. Esta obra, pintada por el maestro del impresionismo español Joaquín Sorolla, nos muestra un Alcázar distinto, siempre visto desde su perspectiva. Una perspectiva que atrae a cualquiera que se acerca a sus obras y se pierde en los trazos de “el pintor de la luz”.

2. Sorolla pintando en los Jardines del Alcázar.
Pero Sorolla no solo nos habla de el Jardín de Troya, fascinado por los jardines de este palacio andaluz, nos deja ver un poco más allá, pintándonos el jardín contiguo al de Troya llamado Jardín de la Galera y mostrándonos unas pinceladas al fondo, del Jardín de la flores .

3.Rincón de Grutescodel Alcázar de Sevilla.



Son tres jardines unidos por los trazos limpios y sueltos de la paleta de un pintor, maestro en la técnica y poeta en las tonalidades de sus cuadros. 

4.Planta de los  Jardines de la Galera, Troya y Danza 
Sorolla descubrió los jardines del Alcázar de Sevilla en 1908, a partir de ahí comenzó a profundizar en los jardines andaluces y realizó una serie de 20 cuadros, todos ellos eligiendo zonas tranquilas y rincones acogedores del palacio. Le gustaba e detalle, centrarse en puntos concretos y resaltar la grandiosidad del lugar.
5. Antiguo jardín del Alcázar de Sevilla.
El Jardín de Troya le impactó tanto que llegó a inmortalizarlo hasta tres veces con distintas perspectivas, pero siempre como elemento protagonista la fuente árabe central.
Para más información os recomiendo la página del Profesor Doctor D. Antonio González, donde podréis ver una amplia colección de fotografías no solo de Sorolla si no también de otros impresionistas, donde compara el cuadro con el lugar hoy en día.

6. Antiguo jardín del Alcázar de Sevilla

7.  "Jardín del Alcázar de Sevilla"

Bibliografía: 


Agradecimientos al Profesor Doctor D. Antonio González por cederme las fotografías que él realizó en el Alcázar de Sevilla.

               

Comentarios

Entradas populares de este blog

Hormonas de enraizamiento ecológicas

- Podemos aprovechar las hormonas que las semillas generan para su propia germinación. - Tradicionalmente se encajaba un grano de maíz en una hendidura practicada  en la base del esqueje.  Esta semilla al germinar generaba hormonas de enraizamiento que favorecía al esqueje. - Se puede usar soja, mijo, trigo, lentejas... en general cereales y leguminosas. - Usamos por ejemplo las lentejas porque son muy rápidas y seguras.

- Las ponemos a remojo en un bote de yogurt. Una parte de lentejas por cuatro de agua, durante 48 horas.


- Una vez germinadas, las pasamos por la batidora con el agua de su propia germinación. - Con este caldo podemos embadurnar los pies de los esquejes o empapar con él los
alrededores de los esquejes ya plantados. - Estas hormonas naturales se degradan fácilmente con la luz por lo que es mejor que el germinado tenga lugar en la oscuridad, y apliquemos el caldo inmediatamente. - Otra forma mas sencilla de usar las lentejas es enterrar unas cuantas junto con cada esqueje. Agua …

Plantas en el Ártico: la supervivencia del más apto

Sólo plantas resistentes pueden sobrevivir a fuertes vientos y fríos intensos en tierras polares. Las plantas con más éxito son simples, como musgos o líquenes. Crecen formando alfombras compactas y bajas  para evitar la congelación, captar la humedad disponible y ser aplastados por la nieve o el hielo.

     El verano al ser corto, las plantas florecen y crean semillas con rapidez antes de que regrese en invierno.. Hay pocos insectos, por eso muchas plantas se reproducen a partir de partes de sí misma como estolones o bulbos.

- Loiseleuria procumbens:



- Musgo:


- Sisynchium filifolium (Pálida doncella):

Esta planta subantártica de la familia del iris tiene hoja de tipo herbáceo. Puede almacenar nutrientes en sus raíces carnosas bajo tierra. Esta capacidad contribuye a su supervivencia y a crecer con rapidez en primavera.

- Artemisia borealis:


- Calandria feltonii:

- Primula scandanavica (Prímula del norte):

- Deschampsia cespitosa:

Amaryllis, las "Damas desnudas"

En el otoño Sudafricano, grandes extensiones de El Cabo se salpican de un rosa sorprendente debido a la floración concentrada de la floración Amaryllis belladona.

No hay hojas para disminuir el impacto, no aparecen hasta después de la floración, lo que le ha valido el apodo local de “damas desnudas”. En naturalista sueco Carl von Linneo bautizó la planta en honor a Amaryllis, una pastora de la poesía clásica, y la palabra latina belladona, que significa “bella dama”.  El nombre amarilis se da comúnmente a los híbridos de Hippeastrum. Estas derivan de especies silvestres que crecen en Sudamérica y América Central, como la H. vittatum de los Andes peruanos. Aunque se incluyeron originalmente en el género Amaryllis, se han transferido a su propio género, que solo se encuentra en las Américas. Otras amarilis ( es decir, familia: Amaryllidaceae) de origen sudamericano se han hecho populares en jardines de áreas libres de heladas, como la Zephyranthes, "Flor del Viento del Oeste"…