Ir al contenido principal

Como tener un árbol de navidad ecológico

Es hora de decorar la casa con nuestro árbol de navidad y yo me pregunto..¿no sería mejor crear nuestros propios adornos y olvidarnos de tanto plástico y consumismo?
Pues para empezar, lo mejor es comprar uno natural como un abeto, picea o pino, en cualquier vivero los encontraremos sin problema. También cabe la posibilidad de que ya tengamos uno de plástico y los queramos aprovechar, si este es el caso, nos centraremos en el siguiente paso que son los adornos del árbol.
Si vamos al campo, al bosque o simplemente si ponemos atención a los parques públicos o a los árboles que hay en las ciudades nos daremos cuenta de que  la naturaleza nos proporcionará todo los que necesitemos.

Liquidambar
Hay varias especies que son perfectas para este fin, ya que sus frutos son esféricos y simplemente con una capa de pintura dorada o metalizada quedarán igual de bien que cualquier adorno navideño. 
Aliso

También hay una gran variedad de coníferas desde las pequeñas y redondas a las grandes y cónicas, todo depende del tamaño de nuestro árbol y del detalle que queramos poner.

En este época también encontramos arbustos con bayas rojas (olvidándonos del acebo) que dan un toque de color al árbol y como sustituto del espumillón que mejor que hiedra pintada del color que más nos guste. Aquí os dejos una lista de posibles plantas:

Plátano de sombra

- Frutos redondos: Liquidambar (Liquidambar styraciflua), Plátano de sombra (Platanus x hispanica).
- Piñas de coníferas: Cualquiera nos sirve.
- Baya roja: Serbal (Sorbus sp), Espino albar (Crataegus monogyna).
- Leguminosas: Sófora (Sophora japonica).
- Conos de Aliso (Alnus glutinosa).
- Hiedra (Hedera helix).


Un consejo, limitaros a recoger los frutos del árbol que ya están en el suelo, tenemos que tener conciencia ecológica hacia las plantas.

Serbal

Comentarios

Entradas populares de este blog

Hormonas de enraizamiento ecológicas

- Podemos aprovechar las hormonas que las semillas generan para su propia germinación. - Tradicionalmente se encajaba un grano de maíz en una hendidura practicada  en la base del esqueje.  Esta semilla al germinar generaba hormonas de enraizamiento que favorecía al esqueje. - Se puede usar soja, mijo, trigo, lentejas... en general cereales y leguminosas. - Usamos por ejemplo las lentejas porque son muy rápidas y seguras.

- Las ponemos a remojo en un bote de yogurt. Una parte de lentejas por cuatro de agua, durante 48 horas.


- Una vez germinadas, las pasamos por la batidora con el agua de su propia germinación. - Con este caldo podemos embadurnar los pies de los esquejes o empapar con él los
alrededores de los esquejes ya plantados. - Estas hormonas naturales se degradan fácilmente con la luz por lo que es mejor que el germinado tenga lugar en la oscuridad, y apliquemos el caldo inmediatamente. - Otra forma mas sencilla de usar las lentejas es enterrar unas cuantas junto con cada esqueje. Agua …

Plantas en el Ártico: la supervivencia del más apto

Sólo plantas resistentes pueden sobrevivir a fuertes vientos y fríos intensos en tierras polares. Las plantas con más éxito son simples, como musgos o líquenes. Crecen formando alfombras compactas y bajas  para evitar la congelación, captar la humedad disponible y ser aplastados por la nieve o el hielo.

     El verano al ser corto, las plantas florecen y crean semillas con rapidez antes de que regrese en invierno.. Hay pocos insectos, por eso muchas plantas se reproducen a partir de partes de sí misma como estolones o bulbos.

- Loiseleuria procumbens:



- Musgo:


- Sisynchium filifolium (Pálida doncella):

Esta planta subantártica de la familia del iris tiene hoja de tipo herbáceo. Puede almacenar nutrientes en sus raíces carnosas bajo tierra. Esta capacidad contribuye a su supervivencia y a crecer con rapidez en primavera.

- Artemisia borealis:


- Calandria feltonii:

- Primula scandanavica (Prímula del norte):

- Deschampsia cespitosa:

Amaryllis, las "Damas desnudas"

En el otoño Sudafricano, grandes extensiones de El Cabo se salpican de un rosa sorprendente debido a la floración concentrada de la floración Amaryllis belladona.

No hay hojas para disminuir el impacto, no aparecen hasta después de la floración, lo que le ha valido el apodo local de “damas desnudas”. En naturalista sueco Carl von Linneo bautizó la planta en honor a Amaryllis, una pastora de la poesía clásica, y la palabra latina belladona, que significa “bella dama”.  El nombre amarilis se da comúnmente a los híbridos de Hippeastrum. Estas derivan de especies silvestres que crecen en Sudamérica y América Central, como la H. vittatum de los Andes peruanos. Aunque se incluyeron originalmente en el género Amaryllis, se han transferido a su propio género, que solo se encuentra en las Américas. Otras amarilis ( es decir, familia: Amaryllidaceae) de origen sudamericano se han hecho populares en jardines de áreas libres de heladas, como la Zephyranthes, "Flor del Viento del Oeste"…